convocatoria: ARQUEOLOGÍA Y ETNOHISTORIA EN LOS ANDES Y TIERRAS BAJAS

logos

ARQUEOLOGÍA Y ETNOHISTORIA EN LOS ANDES Y TIERRAS BAJAS: Dilemas y miradas complementarias

(RE) ENCUENTRO INTERNACIONAL
24 al 29 AGOSTO 2015

EN HOMENAJE A TERESA GISBERT,
VERÓNICA CERECEDA Y WALDEMAR ESPINOZA

Marco Geográfico: Bolivia, Argentina, Chile, Perú, Ecuador
Marco Temporal: Periodo Intermedio Tardío y Colonia Temprana (S. XV y XVI)
Lugar: Cochabamba-Bolivia
Sede y auspicio: Centro Simón l. Patiño

Comité Organizador
María de los Angeles Muñoz C., INIAM-UMSS
lsabelle Combés, IFEA

Comité Académico y Coorganizador:
María de los Angeles Muñoz e lsabelle Combés
Mercedes del Río y Martti Parssinen
José Luis Martínez
Tristan Platt y Axel Nielsen

 e-mail: reencuentrocbba @gmail.com
Pdf : Convocatoria oficial encuentro

Para acercarnos al periodo Intermedio Tardío y la Colonia temprana, los investigadores hemos recurrido a dos clases de información: los datos arqueológicos y las fuentes escritas; en términos de disciplina, dependemos de la arqueología y la (etno)historia. Sólo recientemente hemos empezado a incorporar otras fuentes andinas (como las visuales y las performativas), que nos han obligado a nuevos esfuerzos interdisciplinarios.

Ahora bien, la necesaria colaboración entre ambas disciplinas no funciona como debería ser. Ya en la década de 1980, Alcina, Kirchhoff observaban una brecha entre el tratamiento de las fuentes etnohistóricas y los datos arqueológicos; Franklin Pease (1995), por su lado, cuestionó la validez de las fuentes etnohistóricas (en tanto mediaciones e interpretaciones), mientras otros las reivindican (por ejemplo Villarías 2008), sin que este tema haya sido resuelto o haya dado lugar a un debate conjunto más amplio.

Los problemas siguen siendo los mismos: a nivel de la arqueología, existe cada vez más la tendencia de extrapolar directamente de los datos provenientes de las fuentes escritas, a veces hasta periodos muy lejanos a las mismas; en los Andes se tiene un vacío enorme para el Periodo Intermedio Tardío y en las tierras bajas, es crónica la ausencia de datos arqueológicos en general, información que reclaman a su vez los etnohistoriadores para poder contrastarlos con las enseñanzas de las fuentes tempranas. Aun donde existe cierto acercamiento, arqueólogos y etnohistoriadores no partimos forzosamente de las mismas bases ni tenemos la seguridad de estar hablando siempre de lo mismo.

Es en ese sentido que proponemos la realización de este (Re )Encuentro que propicie un acercamiento entre los investigadores de ambas disciplinas, el debate de las problemáticas y metodologías, que nos ayude a encontrar una mejor manera de tender puentes que permitan la reflexión conjunta y una relectura de nuestra historia, con especial énfasis en lo «local», tan relegado.

Otra de las inquietudes a nivel general es que, después del auge de las décadas de 1980 y 1990 cuando varios etnohistoriadores nos dieron luces sobre nuestras zonas de trabajo, ahora los mismos son prácticamente una especie en extinción; en ese sentido, a nivel de formación, nuestra inquietud es lograr la creación de una «cátedra flotante» (o algo más formal) de etnohistoria e interesar a gente joven para seguir escudriñando en los diversos tipos de fuentes.

Mesas propuestas y Coordinadores
Mesa 1. Problemas metodológicos en la interpretación arqueológica y etnohistórica, con énfasis en lo «local».
María de los Angeles Muñoz/lsabelle Combés

¿Cómo la arqueología lee, interpreta (¿o ignora?) las fuentes documentales? ¿cómo la etnohistoria utiliza (¿o ignora?) los datos arqueológicos? ¿cómo filtrar las voces de los cronistas, del etnohistoriador y del arqueólogo? Territorialidad: cómo se manejan los conceptos de «pueblo», «pucara», «provincia» y las divisiones sociales como «parcialidad», etc. : cómo identificamos lo local detrás de los filtros sobre lo inca y de los filtros españoles sobre lo inca? Qué sabemos de ellos desde la arqueología, desde cuándo los tenemos y cómo los distinguimos? ¿Encontramos fuentes en las que podemos advertir las memorias locales antes del «tiempo del lnga» o aún más lejanas? Problemas interpretativos y propuestas metodológicas, para acercarnos mejor a la realidad social del momento.

Mesa 2. Las «otras» fuentes.
José Luis Martínez

¿Cómo consideramos las otras fuentes no escritas, como arqueólogos y etnohistoriadores? ¿Cuál es el aporte del arte rupestre, de los quipus, de la iconografía de qeros, tejidos o cerámica, de los cueros, en la investigación arqueológica y etnohistórica? Se ha producido, también, una revalorización de los espacios de la escritura alfabética en manos andinas, ¿Quiénes escribieron, qué posiciones ocuparon y a qué estrategias institucionales recurrieron para desarrollar su escritura? ¿Y qué ocurre con otros lenguajes, como los espaciales y los performativos? ¿Qué cambios producen en nuestros tipos de conocimiento arqueológico y etnohistórico?

Mesa 3. Poder político, intercambio y territorialidad.
Mercedes del Río y Martti Parssinen

En este espacio se busca estimular el diálogo interdisciplinario a fin de analizar las rupturas, permanencias y nuevas manifestaciones del rol de las mediaciones étnicas, de la la territorialidad y control de recursos, así como de los contactos e intercambios intra e inter etnicos. Curacas andinos y caciques o principales de las tierras bajas: son lo mismo en términos sociales y políticos? Cuál fue el impacto de la expansión incaica y colonial en el rol de las autoridades étnicas y en el control de los recursos?. Qué cambios y/o continuidades hubieron en las cabeceras y como definirlas? Qué cambios hubo en las funciones de los asentamientos, intercambios y territorios fronterizos? Como abordar estos y otros temas del pasado indígena a través de un entretejido de fuentes interdisciplinarias?

Mesa 4. Espiritualidad, cosmovisiones y rituales.
Tristan Platt y Axel Nielsen

La cosmología y la religión se crean mediante la reflexión sobre la experiencia, la búsqueda etnocientífica y los ordenamientos linguísticos, reproduciéndose y transformándose a través de diversas prácticas en diferentes y cambiantes contextos sociales e históricos, desde los ritos públicos hasta los simples gestos cotidianos en que los seres humanos interactúan con las deidades. Entonces debería ser posible investigar las formas en que los antiguos pueblos entendían el mundo tanto desde los registros textuales, orales e iconográficos, como desde las fuentes materiales. ¿En qué difiere la información que nos ofrecen estas diversas fuentes? ¿Es posible «triangularlas» para lograr una mejor comprensión de las ideas ontológicas del pasado y del presente? ¿Cuáles son los límites de la analogía al extrapolar desde la etnografía y la etnohistoria hacia el pasado prehispánico? Cuán arriesgados son los intentos de los arqueólogos de interpretar las huellas materiales sin recurrir al apoyo «émico» y apelando a ideas generales o intuitivas de «racionalidad humana»? ¿Cómo podemos aprovechar la parafernalia ritual, los ritos y sus rastros materiales para inferir la presencia de deidades, wak’as y otras personas no humanas o sus disposiciones en determinados contextos? ¿Qué relaciones existen entre la corporalidad de las wak’as y sus poderes, cualidades o formas de comunicación con los seres humanos?

María de los Angeles Muñoz C. lsabelle Combés

El Encuentro está pensado para una duración de cinco días, un día por mesa, de manera que todos los participantes puedan escuchar todas las ponencias y debatir con sus pares académicos; el último día (28) está destinado a la plenaria y clausura. Se calcula la llegada para el 24 de agosto, para inauguración y ponencias y el sábado 29, para la salida de los expositores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.