Convocatoria de Beca inicial FONCyT PICT 1825 “Repensando el método comparativo: etnología y etnohistoria de las relaciones entre las tierras altas y bajas sudamericanas”

Convocatoria de Beca inicial FONCyT PICT 1825

“Repensando el método comparativo: etnología y etnohistoria de las relaciones entre las tierras altas y bajas sudamericanas”

Grupo responsable:

Dr. Pablo F. Sendón (investigador responsable),
Dr. Diego Villar, Dra. Lorena Córdoba (CONICET)

Lugar de trabajo:

Instituto de Ciencias Antropológicas,
Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires​,
Argentina

Tema de trabajo:

El proyecto propone un estudio etnográfico, etnohistórico y comparativo de las poblaciones de tierras altas y bajas sudamericanas a fin de dilucidar sus múltiples conexiones, transformaciones y trayectorias históricas. Desde ‘el largo siglo XIX’ hasta el presente, se trata de analizar las posibles conexiones entre las poblaciones andinas y las poblaciones indígenas de las tierras bajas de la Amazonía boliviana, el piedemonte argentino-boliviano y el noroeste del Gran Chaco desde fines del siglo XVIII a la actualidad.

Perfil del candidato:

Se convoca a graduado universitario de hasta 35 años formado en el ámbito de las ciencias sociales (preferentemente antropología o historia), interesado en los temas contemplados en el proyecto y con el firme propósito de desarrollar una investigación doctoral ​en una universidad argentina ​de corte etnográfico o etnohistórico sobre las poblaciones indígenas de las tierras altas o bajas sudamericanas bajo la supervisión de los investigadores responsables del grupo de trabajo.

Característica de la beca:

Beca inicial de tres años, a iniciarse el 01-12-2017

Contacto:

Los interesados deberán enviar CV y una breve propuesta de trabajo a concursopict1825@gmail.com

Fecha límite de presentación:

30 de agosto de 2017

Objetivos generales del proyecto:

Hasta hace algunas décadas, las “tierras altas” (los Andes) y “tierras bajas” (la Amazonía o el Chaco) fueron concebidas por el americanismo como áreas culturales independientes, relativamente autónomas e incluso antagónicas. Sin embargo, toda una serie de indicios sugiere que es preciso replantear aquella oposición canónica y examinar el significado comparativo de sus múltiples conexiones, transformaciones y trayectorias históricas.
En el plano metodológico, ni la etnohistoria ni la etnografía bastan por sí mismas para dilucidar la complejidad de las diversas modalidades de relación: así, por ejemplo, una comprensión cabal de las poblaciones campesino-indígenas de los Andes Centrales implica un rastreo sincrónico y diacrónico de sus contactos con las poblaciones amazónicas circunvecinas, y viceversa. Mediante una estrategia interdisciplinaria que conjuga los aportes de la etnohistoria y la etnografía, el presente proyecto propone analizar el juego de interdependencias entre, por un lado, las poblaciones andinas de la frontera peruano-boliviana, la puna sur-andina y la triple frontera, y por el otro los grupos indígenas de la Amazonia peruano-boliviana, el piedemonte y el Chaco occidental desde fines del siglo XVIII a la actualidad. En el plano temático, la investigación se concentrará en identificar, describir y analizar el entramado de influencias entre las sociedades tierras altas y bajas con respecto a tres problemáticas concretas: (a) los cambios y continuidades de las formas de organización social, (b) los procesos de definiciones y relaciones interétnicas, y (c) la dinámica de los sistemas cosmológicos.
El proyecto no sólo plantea una comparación paralela entre tierras altas y bajas en dos regiones geográficas, sino que se propone cotejar la especificidad de dichas relaciones en ambos estudios de caso. De hecho sería impropio suponer a priori que en ambas regiones las modalidades de relación entre los grupos de tierras altas y bajas fueron necesariamente las mismas, pues ambas se inscriben en coyunturas históricas singulares: diversos tipos de relaciones con el imperio incaico –que si bien no caben en el marco cronológico de análisis contribuyeron a configurar las características de cada zona–, múltiples modalidades de evangelización, colonización y nacionalización, estrategias diversas de intervención del capital y el Estado (p. ej. reclutamiento militar o incorporación a las industrias cauchera, cocalera, minera, azucarera, ganadera o agrícola), o bien diferentes reconfiguraciones de las etnicidades regionales producidas por fenómenos como la expansión incaica hacia las fronteras del Antisuyu y el Collasuyu, el avance de la colonización española, las rebeliones de fines del siglo XVIII, los movimientos independentistas, los tratados limítrofes, las reformas agrarias, diversos tipos de enfrentamientos políticos internos, la Guerra del Pacífico o aun la misma Guerra del Chaco.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *